freelance tips

El trabajo freelance significa trabajar remotamente, tener más libertad, estar cerca de los hijos y organizar tu propio tiempo.

Son muchas las posibilidades que pueden llevar a un profesional a querer comenzar un trabajo freelance de manera profesional. Pero allá en el fondo, da un poco de miedo porque estamos muy acostumbrados al trabajo formal.

La inseguridad de tomar las riendas de la carrera profesional y conducir el propio vehículo, muchas veces entorpece. ¡No te preocupes! Esto le sucede a mucha gente y tú no eres el único en sentirte así.

Para darte una inyección de coraje, hoy quiero compartir contigo 17 sugerencias que irán ayudarte en el inicio de tu trabajo freelance. Independientemente de que tú seas un profesional de Marketing, diseñador gráfico, desarrollo web o sistemas, ¡vale para todos!

Entonces, sin más preámbulo, aquí están algunos consejos si vas a comenzar en el mundo del freelancer.

Conoce y define tus habilidades profesionales

Al comenzar como freelancer, busca hacer trabajos relaciones con tus habilidades. Poco a poco irás desarrollando nuevas oportunidades que te abrirán las puertas a más posibilidades y así prosperar en el mundo del freelance.

La mayoría de las personas gasta todo su tiempo preocupándose por lo que deberían hacer bien, cuando en realidad, tú necesitas concentrarte en lo que quieres hacer. ¡Lo que llena tus ojos de alegría al asumir un proyecto!

Puedes enlistar las aptitudes y habilidades que tienes para saber hacia dónde puedes ir. Por ejemplo:

  • Empatía
  • Facilidad de comunicación y buena escritura
  • Conocimientos gerenciales
  • Hablar otros idiomas (inglés y español)
  • Responsabilidad y organización.

Cada profesional freelance posee sus propias habilidades, descubre las tuyas.

Elige un nicho

Después de descubrir cuáles son tus habilidades, es hora de pensar qué tipos de trabajo freelance deseas hacer y para qué clientes deseas trabajar.

La importancia de determinar la primera etapa impacta directamente aquí, pues el nicho es la unión de 3 factores:

Lo que te gusta hacer + lo que sabes hacer + lo que el mercado necesita y está dispuesto a pagar = NICHO.

Por supuesto, al principio, la tendencia de aceptar cualquier oferta puede ayudarte a construir tu cartera y empezar a ser indicado. Pero, a medida que te profundizas en la carrera como freelancer, necesitas comenzar a ser más estratégico con relación a los tipos de trabajo que haces y a los clientes que asumes.

La importancia de elegir y segmentar tu nicho es porque cuando tú te especializas, te conviertes en una referencia en un campo específico, y los expertos pueden cobrar más por sus servicios prestados.

Piensa como cliente: ¿preferirías contratar a algún especialista en todos los negocios? ¿O un profesional especializado en resolver tu problema? El cliente siempre buscará al especialista que resolverá su problema.

Al tener un enfoque de trabajo freelance bien definido, te conviertes en la opción más deseada cuando alguien se enfrenta a un problema que tú solucionas.

Comienza a trabajar como freelancer antes de dejar tu empleo actual

¿Qué tal empezar a construir tu marca, agregar proyectos a tu cartera mientras tú aún tienes un empleo fijo?

Si haces esta transición, puedes obtener algunas ventajas:

  • Aumentar tus ingresos antes de dejar tu empleo actual: ahorra para los primeros meses de trabajo como profesional freelance. Puede que demore un tiempo hasta tener clientes fijos o un número considerable de proyectos.
  •  Aprender a manejar un calendario ajustado: el exceso de trabajo (incluyendo proyectos freelancers exigentes) y ser responsable de las entregas de clientes con tiempo limitado, te enseñará rápidamente cómo es administrar tu propio negocio.
  • Ser selectivo: mientras tú aún tienes tu empleo, puedes elegir mejor los proyectos como freelancer pues aún no dependes 100% de esta fuente de ingresos.
  • Tener tiempo para perfeccionarse: aprovecha este momento de transición para actualizarte con cursos en línea, conocer nuevas técnicas de tu área.

Aprende la autodisciplina

La autodisciplina es una de las principales cualidades de los freelancers de mayor éxito.

Tener foco para dedicarse a una tarea y verla hasta la conclusión es más fácil para algunas personas que para otras, pero también es una característica que puede ser cultivada y nutrida.

Sigue los pasos que tú necesitas para ayudarte a ti mismo, cómo minimizar distracciones, hacer una lista de tareas, ¡lo que te ayude!

Cuando tú trabajes para mejorar tu autodisciplina, descubrirás que esto se vuelve más fácil a cada día.

Define tu lugar de trabajo

Tú puedes elegir trabajar en casa, hay ventajas, pero también tiene sus desafíos. Si es tu elección, sólo va a funcionar si haces lo siguiente:

  1. Tu familia necesita entender que tú estás trabajando y el hecho de estar allí no significa que estés disponible para conversar.
  2. Nunca trabajar en la cama o encima de la mesa de la cocina. Tener un espacio reservado hará toda la diferencia.
  3. Quítate el pijama para trabajar.

Hoy en día una cosa que es muy común son los espacios de coworking. En estos espacios encontrarás varias opciones, desde alquilar una pequeña mesa hasta una habitación entera reservada sólo para su negocio.

Arma tu cartera

Dedica mucho tiempo a armar tu perfil como freelancer. Hazlo lo más detallado posible. Ve tu perfil desde el punto de vista del cliente. Añade todos los detalles posibles. Te recomiendo no poner selfies como foto de perfil, haz algo que muestre tu profesionalismo. Te recomendamos invertir en una sesión fotográfica profesional, te ayudará muchísimo.

No agregues conocimientos que tú no posees, pues la mentira no podrá ser sostenida por mucho tiempo y eso puede acarrear alguna experiencia negativa por parte del contratista y el resultado será una mala evaluación.

Divulga tu trabajo y haz networking

A través de Internet, es posible hacer networking y divulgar tu trabajo freelance. Usar redes sociales como Instagram, Linkedin son excelentes medios para divulgar trabajos, contenidos, ver y ser visto.

Participa en grupos de discusión y de intercambio de información. ¿Quién sabe una de tus conexiones no se convierte en un cliente?

Pero no te olvides que hay un mundo sin conexión. Participa en asociaciones, conferencias, ferias y eventos. Estos lugares siempre han sido una gran manera de encontrar nuevos clientes con potencial, como también mostrar tu trabajo y hasta encontrar personas que ofrecen servicios complementarios a los tuyos.

Sin contar que en esos lugares tú tienes una gran oportunidad de conocer y acompañar los cambios del sector y nuevas herramientas que pueden ampliar tus habilidades y ampliar tu negocio.

Crea tu perfil en una plataforma de trabajo freelance

Los sitios de trabajo freelance son una excelente oportunidad para quienes buscan proyectos y hay puntos de atención muy importantes a considerar a la hora de vincularse a uno de ellos.

Independiente de estar empezando una vida de freelance o de ya ser un profesional experimentado, estos sitios son una excelente oportunidad para construir cartera, ganar experiencia en este modelo de relación profesional e incluso para entender si este es el mejor camino a seguir.

Algunos puntos importantes que tú debes considerar al registrarte:

  • Asegúrate de los términos y condiciones de trabajo de cada plataforma
  • Fíjate los medios de recepción de la plataforma y si están disponibles en tu país
  • Optimiza tu perfil, completa 100% con una buena foto, experiencia profesional, portfolio y servicios que ofreces
  • Investiga si el sitio es confiable y si está traducido a tu idioma

Define metas

Después de todo, ¿qué te ha llevado a ser freelancer? ¿Qué deseas con el trabajo freelance? Muchas personas dicen querer tener más libertad o ser su propio jefe. Aprende a trazar tus metas y entiende que ellas son diferentes a los objetivos.

Debes ser productivo

Ser capaz de crear tu propia agenda y mantener todos tus compromisos al día puede ser desafiante. Ser freelancer es diferente de trabajar en un ambiente de oficina – nadie va a comprobar si tu trabajo se está realizando.

Tú tendrás que descubrir lo que funciona para mantener niveles de producción y motivación altos y mantener tu programación organizada con el mínimo retraso.

Busca ser organizado, esto te ayudará a ahorrar bastante tiempo.

Algunas herramientas como Trello te pueden ayudar mucho a administrar tus trabajos y proyectos y a tener una buena visualización de todo lo que necesitas entregar.

Conocer métodos de gestión del tiempo también son recursos que pueden ayudar en la productividad de tu día a día.

Define el valor de tu trabajo freelance

Esta es una tarea muy compleja e incluso los profesionales freelance con más experiencia tienen dificultad en este punto. Es muy común auto desvalorizarse, con miedo de perder ese trabajo ideal.

Probablemente, ya has pasado por una situación de inseguridad, con miedo de que el cliente no apruebe tu presupuesto, o frustrado al saber que podrías haber cobrado mucho más – cuando el cliente ha aprobado su valor instantáneamente, sin cuestionar.

Te invitamos a probar nuestra calculadora de Freelance App, donde con un llenado rápido de datos se te mostrará el valor de tu trabajo y tengas una mejor percepción de cuánto debes cobrar sin miedo a devaluar tu trabajo y esfuerzo.

Aprende a conquistar clientes

Separa un tiempo por mes o por semana para buscar nuevos proyectos (esta demanda sucederá de acuerdo con tu volumen de trabajo).

En el momento en que envíes tus propuestas, demuestra tu interés en entender el objetivo del cliente y cuenta cómo tú podrás hacer la diferencia. Si tú sabes cuáles son los objetivos de este cliente, es más fácil vender algo que ellos realmente necesitan!

El momento de envío de las propuestas es tu oportunidad de presentarte, de mostrar tu experiencia profesional y de trabajos ya realizados anteriormente.

Después de enviar tus nuevas propuestas y conseguir nuevos proyectos, recuerda: ¡haz un buen trabajo! Si al final, tu cliente queda satisfecho, la probabilidad de que te recomiende a otras personas es enorme. Recomendaciones y buenas evaluaciones son esenciales para los freelancers.

Organiza tu mes de trabajo

¡Si tú eres tu propia empresa, recuerda que harás todo solo! Atender a clientes, administrar las finanzas, producir. Tienes que tener una disciplina enorme para equilibrar todo junto.

Crea el hábito de despertar temprano y de realizar tus tareas tus tareas en el mismo horario. Tener una rutina es saludable para el cuerpo y la mente.

Otra cosa que ayuda demasiado es tener una agenda. Ya sea en papel o una app, ¡tú decides!

Al final del día,la última actividad es hacer esta agenda, donde se borra todo lo que se ha cumplido y si hay algo pendiente o una extensión de lo que se inició, ese tema se pasa al día siguiente.

¡No tengas miedo de decir no!

¡Aprende a decir no! Sabemos que no es fácil hacer esto por varias razones y la principal es no abandonar a tu cliente con una petición de última hora.

El hecho de no querer decepcionar a nadie puede acabar acarreando una carga extremadamente pesada de trabajo y el impactado eres exclusivamente tú.

Aprende una cosa: no importa tu área de actividad, tú decepcionarás a alguien. Ya sea el cliente, porque tú no has sido capaz de asumir un nuevo proyecto, tu familia porque estás trabajando muchas horas, o a ti mismo por estar estresado con el trabajo que acabas de asumir sin poder.

Por lo tanto, debes sentirte a gusto para rechazar el trabajo si, al final de cuentas, no está a tu alcance

Para ayudar a determinar si tú debes asumir un nuevo proyecto, hazte algunas preguntas a ti mismo:

  • ¿Por qué estoy asumiendo este proyecto? ¿Es algo que debería estar haciendo?
  • ¿Fue algo que he hecho mal y ahora tengo que tratar de buscar una manera de solucionarlo?

¡El gran problema de salir aceptando todo es que puede no sobrar tiempo para el proyecto de oro si le dices sí a todo!

Usa un contrato en todos los proyectos

Si tú estás comenzando tu trabajo freelance, dejar de usar un contrato con tus clientes es un error básico. No te preocupes por encontrar el contrato perfecto.

Comienza con un modelo simple y ve perfeccionando y haciendo mejoras a lo largo del camino. Muchos freelancers intentan encontrar el contrato perfecto y se olvidan de centrarse en conseguir nuevos trabajos.

Todo lo que tú necesitas, en un primer momento, es un acuerdo general que abarque algunos términos básicos, pero importantes, con los que tú y el cliente deben estar de acuerdo. De una forma muy simple, los términos del contrato deben cubrir

  • Originalidad del trabajo
  • Informaciones del cliente que deben ser confidenciales
  • Términos de pago con fecha, método
  • Entregables
  • Condiciones de rescisión

Al final, ustedes pueden imprimir, firmar físicamente o digitalmente.

De cualquier manera, mi recomendación es eliminar cualquier tipo de burocracia al principio de tu trabajo freelance.

Sé transparente con tus clientes

Como un profesional freelance, tu empresa eres tú y eso es algo que debes sentir orgullo, entonces no te escondas detrás de una fachada.

Cuando un cliente esté interesado en su trabajo, sé transparente, cuéntale cuál es tu forma de trabajo, si tú eres freelancer a tiempo parcial, completo, cuáles son los trabajos que realizas, tu plazo de entrega, tus horarios de trabajo.

Las expectativas deben estar alineadas desde el principio, si no te puedes encontrar una situación de conflicto. Es muy común, por ejemplo, que el cliente te busque ya entrada la noche  y quiera una respuesta inmediatamente o los fines de semana. Si tú no determinas algunas reglas, él puede sentirse frustrado o tú enojarte. Explícale cómo funciona el proceso.

Comparte tus experiencias y métodos y demuestra lo que cada cliente puede esperar con tu trabajo y con tu tiempo y disponibilidad en las respuestas.

¡Ser transparente no es una debilidad! Al contrario, eso te ayudará a crear confianza y puede ser el factor decisivo para ganar un proyecto o seguir trabajando con el mismo por mucho tiempo.

17. Divide tu ganancia entre impuestos y ahorros

Comienza a separar tus ganancias para pagar impuestos y hacer algún ahorro. Generalmente los costos que tú debes programar son los siguientes:

  • Impuestos – el porcentaje a pagar dependerá del tipo de régimen que tu empresa posee.
  • Herramientas de trabajo – una computadora, un smartphone, software y demás herramientas que te ayudarán a hacer tu trabajo día a día.
  • Ahorro personal: el porcentaje que se recomienda reserva mensualmente es de aproximadamente el 12%.

Arma una plantilla para hacer el control de tus gastos, determinando lo que entró y lo que salió de tu bolsa.

Conclusión

Para comenzar tu trabajo freelance, no necesitas seguir al pie de la letra todos los consejos y practicarlos como un evangelio.

Estas 17 sugerencias es un resumen de todo lo que te puede servir para que tú empieces un negocio de forma estructurada y que te ayudarán a establecer las bases para un negocio freelance próspero y sostenible.

¿Tienes algún otro tip que te gustaría compartir? Déjalo en los comentarios.

Recommended Posts